Me subí  a la punta de la montaña sin saber Esquiar

00118.jpg

El invierno se escucha ya a la Vuelta de la esquina, se puede sentir co  esas rafgas de viento frío  que azotan los  árboles , es cuando me doy cuenta que la maer temporada del año se acerca, que las estaciones de esquí  están  apunto de abrir, hay quienes tiene la fortuna de practicar este deporte todo el año, pero hay gente que nunca ha esquiado en su  vida, así  que te daré  unos consejos que pueden servirte para dar tu primer salto de la silla

47396778_10205272888979822_3091488129329

Yo en la cima de la montaña

Lo primero que hay que meter en el bolso son las ganas. Los primeros días te podrás desanimar un poco  es algo normal  porque comenzar a practicar el esquí es muy duro, conforme vayan pasando las horas  iras agarrando forma, podras empezar a controlar mas los skies. Si realmente quieres iniciarte en este deporte es  mejor hacer un curso durante 2 o 3 dias seguidos. Te recomiendo que contrates a un monitor durante varias sesiones  para que te vaya enseñando las primeras nociones básicas necesarias para deslizarse por la nieve, aprender  a pararse, como controlar los esquis, frenar, No hace falta que tomes largas clases, con una hora  es suficiente. Luego habrá tiempo para practicar los conocimientos que hemos aprendido

listos para practicar

Primero que nada tendrás  que ponerte esas grandes botas que son muy pesadas, en realidad  cuesta mucho trabajo ponerse las botas, hay que hacerlo con mucha fuerza, pero lo lograras estoy seguro, despues tendras que encajarlas  en los esquís. Ahora si estamos listo para empezar, siempre escucha a tu monitor todos los consejos que te dan, o bien ve acompañado  de alguien  que sepa, esquiar suele ser un deporte peligroso, si no sabes controlar bien los frenos o hacer una curva podrás  irte contra los árboles, chocar contra otra persona y puedes lesionarte, por eso es muy  importante que conozcas  todos los puntos básicos  para que puedas divertirte al máximo, la primera travesía  será  la mas  dura, pero después, empezaras a agarrar confianza y lo iras haciendo cada vez mejor. 

Hay que salir  sin miedo al ridículo. Habrá que caerse tantas veces como sea necesario. Lo bueno es cuando aprendes a levantarte. La cuestión es ir  poniéndote pequeñas metas. Cuando las superas es como si entraras a la meta después de una maratón. Como por ejemplo, cuando ves que ya no te caes del lift chair, esa cable enganchando a tus piernas que te sube hasta lo alto de la pista por donde luego te vas a deslizar con los esquís. O cuando consigues montarte en el telesilla sin ayuda y por tu propio pie. Una vez que te subes y bajas sin caerte, in tirar al de al lado del telesilla, el orgullo es enorme. Otro signo de avance.

despues de esquiar

Y una vez terminada la jornada, es  obligado disfrutar con el grupo de amigos o familia del ambiente de la estación. En muchas hay eventos ,, conciertos, grupos, música en directo… Después de un día duro, hay que tomarse un respiro. Ese ambiente es único y contribuye a que se incrementen las ganas de volver al día siguiente.